Definicion de prostitucion prostitutas por necesidad

definicion de prostitucion prostitutas por necesidad

Tan solo cuatro de cada 10 son solteros. Concretamente por la Iglesia Católica, que en Irlanda, donde se llevó a cabo el estudio, sigue teniendo una gran influencia.

En los debates sobre prostitución, el cliente suele ser retratado de manera monolítica. Sin embargo, señalan los autores, aunque pueda haber consumidores así, la simplificación no ayuda a entender las raíces del problema, sobre todo a la hora de tomar decisiones legales sobre la criminalización del trabajo de las prostitutas o la persecución del cliente.

Cuando se piensa que todos los trabajadores sexuales son víctimas, no se puede discutir sobre las diferentes condiciones de trabajo en las que se encuentran. Bob , por ejemplo, es un 'cross desser' al que le gustan las mujeres. Es también el caso de Nick , un cuarentón soltero con gustos peculiares: Nick, por ejemplo, afirma quedarse charlando un buen rato después del acto.

Esa es, finalmente, la conclusión de los investigadores. Aunque casi todas las trabajadoras se han visto en situaciones desagradables, la mayor parte de clientes son capaces de respetar los límites que imponen. Desde que iniciaron en esta actividad se protegen mutuamente, pues ninguna es regenteada por "lenones" o "padrotes", pues "sólo estorban y te quitan el dinero", dice una de ellas.

Aída García Badillo, representante de la organización civil, sostiene que desde hace ocho años han estado intentando, junto con las autoridades municipales, conformar un censo de trabajadoras sexuales. No obstante, comenta, "dicha labor ha sido casi imposible, pues la mayoría de estas personas trabaja en bares y salones cuyos propietarios se oponen a que realicemos nuestra labor, pues temen ser sancionados por las autoridades sanitarias".

Por las noches, cuando sale a trabajar, se los deja a una hermana, quien se encarga de cuidarlos. Sofía, que es menos reservada, admite que ella no tiene bronca con ser prostituta; lo que sí, dice, es que no quiere llegar a vieja y seguir en las calles vendiendo su cuerpo.

La que a veces venía y nos corría era la vieja que estaba de directora, Rosario Lomas, que traía como 20 patrullas y luego, luego se nos dejaba ir; era bien cab Se conforman con al menos conseguir empleo de secretarias o de empleadas de una tienda, algo que les dé oportunidad de sacar adelante a sus hijos y tener tiempo para verlos crecer.

La prostitución consiste en la venta de servicios sexuales a cambio de dinero u otro tipo de retribución. Una persona que ejerce la prostitución recibe el nombre de prostituta o prostituto. Si el Talmud menciona casos que recuerdan las costumbres grecorromanas, es sólo por efecto de la influencia de las mismas, existiendo sectas intransigentes como las de los Esenios que vedaban toda relación sexual ilícita.

No era infrecuente tampoco que las visitasen entonces grandes dignatarios, que por otra parte las obsequiaban con regalos para bailes y festejos. Tal ocurrió en Viena durante el reinado del emperador Segismundo en y en Praga en el del emperador Alberto ii.

Tampoco debe olvidarse que la escasa población y menor riqueza de las ciudades medievales impidieron el lujo y esplendor que acompañó al desarrollo de la prostitución en Grecia y Roma. Sólo en el oriente bizantino e islamita se hallan ejemplos que recuerdan los de las modernas urbes mundiales en esta parte. Los moralistas no cesaron de clamar contra esta proximidad cual lo demuestran en el siglo xiii las invectivas de Jaime de Vitri.

Lo propio se observa en Italia por parte de Eneas, Silvio y del Panormita, condenando la inmoralidad de los estudiantes de Siena. Era deber de los rectores vigilar que los estudiantes no saliesen de noche para evitar la frecuentación de tales mujeres. En su lecho de muerte, Luis ix aconsejó a su hijo que renovara el Decreto de Expulsión, cosa que éste hizo con resultados similares a los anteriores".

Las fuentes documentales consultadas coinciden en afirmar que la prohibición, la reglamentación y la abolición de la prostitución se sucedieron a lo largo de los siglos, con resultados diferentes.

En Génova y Venecia, la prostitución estuvo reglamentada administrativamente bajo la dirección de una mujer a quien llamaban "reina", que se encargaba de hacer respetar en forma estricta los reglamentos policiales. Estos establecimientos fueron reglamentados por Felipe ii, suprimidos por Felipe iv, reimplantados por Carlos ii, y legalizados, definitivamente, en En Inglaterra había una cadena de burdeles cerca del puente de Londres, que en un principio obtenía su licencia del Obispo de Winchester y luego del Parlamento.

En bajo el reinado de Enrique ii se dictó una serie de ordenanzas, con las que se trató de evitar la propagación de las enfermedades venéreas. Por las mismas se prohibía a los dueños de los establecimientos que tuvieran mujeres atacadas por esas enfermedades, como también la admisión de hombres que sufrieran "males nefandos". Con el advenimiento de la Reforma, las costumbres cambiaron totalmente, y se insistió sobre la necesidad imperiosa de castidad.

En , en Inglaterra se llegó a considerar la fornicación como una felonía, que al reiterarse podía acarrear la pena de muerte. La influencia de la prostitución ambulante en las ferias y mercados es uno de los rasgos característicos de esta época que excedió considerablemente a la antigüedad en tal concepto.

Lo propio puede decirse de las grandes fiestas populares como las de los Santos, de Pascua y Carnaval, de los torneos, peregrinaciones y romerías. No poca influencia ejercieron también en ella las gentes de condición servil, que no dejaron de existir en toda la Edad Media. Lo propio en Italia y en Grecia, no obstante renovarse los edictos persiguiendo tan vergonzoso trato.

Alfonso el Sabio de Castilla reglamentó ya la prostitución, ofreciendo cuadros vivos de ella las inmortales obras de Fernando de Rojas y del Arcipreste de Talavera. Desde principios del siglo xix esta institución se generalizó en todas partes, y fue considerada por los distintos Estados como una necesidad desagradable a la que era necesario reglamentar y de la que era conveniente sacar beneficios pecuniarios.

En la actualidad, la mayor parte de los países civilizados sustentan un criterio abolicionista, que rechaza la intervención gubernamental en el problema, o la reduce a un mínimo.

Despierta la preocupación de científicos, médicos, etc. La prostitución reglamentada se impuso a lo largo de lo que podríamos considerar, época moderna, desde principios del siglo xx, esta institución se generalizó en todas partes y fue considerada por los distintos Estados como una necesidad desagradable a la que era necesario reglamentar y conveniente sacar beneficios pecuniarios.

Después de revisar los diferentes textos a los que se pudo acceder sobre historia y sociología de Bolivia, se llegó a la conclusión de que la prostitución en el territorio que hoy ocupa Bolivia no se inició antes de la llegada de los españoles. Por ello, se parte el presente apartado con la prostitución durante la Colonia. Gustavo Adolfo Otero Sin embargo, las nativas también fueron obligadas de una u otra forma a prostituirse. El mismo autor señala sobre el particular p. Había también entre las muchísimas leyes de Indias varias tendentes a proteger el sexo débil indígena, tales como aquellas que prohibían que las indias fueran obligadas a acompañar en los viajes a los españoles y a salir de su residencia, igualmente que tampoco se aceptaba por las autoridades denuncias de amancebamiento con clérigos si éstas no tenían el resguardo de las correspondientes pruebas , a fin y objeto de poner a las mujeres indígenas a salvo de calumnias".

Es notable observar que los hidalgos españoles o los "acaballerados" que desprecian a las indias racialmente, no las repugnan como sus queridas o sus prostitutas, formando con ellas verdaderos cerrallos en sus haciendas o conviviendo con las mismas en la ciudad.

El feudalismo y el latifundio permanecen intactos en un Estado contradictorio que tenía una organización jurídica y política de corte liberal. En los diferentes períodos bélicos Campaña del Pacífico, del Acre y del Chaco se presenta una variedad especial de prostitución: Éstas eran mujeres que acompañaban a los hombres en campaña, dando sus servicios sexuales a oficiales y soldados con lo cual mantenían "elevada" la moral de la tropa. El cuento titulado La paraguaya p.

El texto señala concretamente:. Ella recluyó la figura de la paraguaya en su inofensiva virginidad de estampa". Este período se caracteriza, fundamentalmente, por el patriarcado cerrado, que no era exclusivo del país. Sin embargo, movimientos sociales contestatarios se iban gestando al interior de la sociedad urbana. Entre los muchos temas de discusión se da el caso del divorcio , en el cual la mujer asume, como pocas veces, un papel importante. Y las damas de mayor linaje se muestran decididas partidarias del divorcio, con entusiasmo y casi unanimidad.

El movimiento en favor del divorcio se manifiesta vigoroso y entusiasta en todas partes, hasta en esas ciudades de abolengo, recatadas y algo austeras, como Chuquisaca. Si bien el proceso se inició en los años 20, la aprobación legal del divorcio no llegó sino hasta varios años después. Sin embargo, este precedente dice mucho de la capacidad política de la mujer cuando encuentra espacios en los que puede trabajar de manera organizada.

Se inició en abril de como un golpe de Estado protagonizado por la pequeña burguesía urbana y el MNR, pero a lo largo del año y medio siguiente, los militantes campesinos y mineros la transformaron en una trascendental reorganización de la sociedad boliviana. En el período inmediatamente posterior a los breves conflictos que marcaron el golpe, la escalada de demandas obreras y la ocupación de facto de terrenos por parte de campesinos en el valle de Cochabamba y la región circundante a la ciudad de La Paz, impulsaron a la acción a los moderados líderes del MNR.

Fue así como el MNR nacionalizó las principales minas de estaño e instituyó una arrolladora reforma agraria que legitimó un proceso que ya estaba en marcha en el campo y que proscribió el pongueaje.

La revolución también otorgó derechos de sufragio a mujeres e indígenas, amplió el sistema educativo , redujo el poder del ejército y organizó a la población en milicias civiles armadas para defender el nuevo orden social. Por otra parte, vemos que el contexto general en que se desarrollan las sociedades urbanas facilita la violencia hacia la mujer que se institucionaliza en el matrimonio.

Esto forma una cadena que dirige la vida de varones y mujeres, prolongando las relaciones de dominación que se puede percibir en tres dimensiones entrelazadas: Como pudo observarse en estos subtítulos, la prostitución en Bolivia, y particularmente en La Paz, se inicia con la llegada de los españoles en el territorio que hoy ocupa Bolivia.

De este modo, las costumbres entre las cuales se cuenta el TSC se mantienen inalterables. La prostitución, como actividad ligada al desarrollo de las ciudades, también se ve afectada y provoca, eventualmente, cuestionamientos que parten de la base misma de la sociedad. En el caso de la ciudad de La Paz, los cuestionamientos provienen principalmente de la capa intelectual. Dicha obra contiene el relato de la historia de Maruja, muchacha huérfana que es contratada por la dueña de un prostíbulo con engaños, para luego ser arrastrada y explotada sexualmente por ésta.

Así, con un golpe de timón espectacular para los cimientos ideológicos del MNR, Víctor Paz inaugura una etapa caracterizada por la recuperación económica del país sin tomar en cuenta el costo social.

Sin embargo, es incuestionable el fracaso del modelo en su aplicación por el alto costo social que significó. La prostitución, que se alimenta principalmente de mujeres, niños, niñas y adolescentes , encuentra en este período cruento para la economía y la familia un especial caldo de cultivo. El Diario, en un reportaje intitulado Los hombres también "venden sus cuerpos", de fecha 1 de agosto de , señala: Este reportaje toma en cuenta la prostitución masculina en la ciudad de La Paz.

En el caso del T. Los gobiernos suscriben instrumentos internacionales de corte abolicionista como una medida política, por lo que en sus legislaciones penales, federales o nacionales, la prostitución no aparece tipificada como delito.

Sin embargo, en los niveles locales persiste el prohibicionismo, tanto en disposiciones municipales y en reglamentos administrativos como en las disposiciones sobre policía y buen gobierno. En lo que difieren los tres sistemas es en el tratamiento legal que otorgan a las personas involucradas. En estos sistemas todo gira alrededor de la prostituta. Para el Estado moderno, fundado en la democracia , en las libertades individuales, en los Derechos Humanos y en el respeto por la diversidad, ninguno de los tres sistemas da respuesta a los reclamos por lograr que los derechos de los as trabajadores as sexuales sean respetados.

Por su parte, el Dr. Bajo el sistema reglamentarista, el Estado asume el control de la actividad. Identifica y registra la oferta , a través de licencias o de credenciales, y a partir del reconocimiento del riesgo de contagio de infecciones de transmisión sexual ITS. La prostitución, bajo esta postura, es un mal necesario que se debe controlar cuidando la higiene de la población. Con esta visión se llega a equiparar a los TSC como transmisores de enfermedades.

En la actualidad, producto de la ausencia de un Reglamento que norme esta actividad, permitiendo identificar derechos y obligaciones de las y los TSC, como también de los dueños de locales, clientes y autoridades civiles y policiales en relación a esta actividad, se sucede una serie de violaciones a los derechos fundamentales de las personas, lo cual promueve una espiral de violencia que muchas veces es ocultada, favoreciendo así la continuidad de una situación intolerable en un Estado de Derecho.

La represión penal es la característica principal que define a este sistema. Se pretende eliminar tanto la reglamentación como el ejercicio de la prostitución.

En un amplio sector de la doctrina jurídica prevaleció esta corriente que, siguiendo a César Lombroso, establece una equivalencia entre TSC y delincuente: Implica la creencia de que el instinto puede y debe satisfacerse sólo en las salidas reconocidas por la moral y por la ley, o sea, dentro del matrimonio.

Actualmente, el sistema abolicionista predomina en el escenario internacional. Se fundamenta en la consideración de que toda prostitución es una explotación del cuerpo del ser humano, y que la reglamentación de la actividad sólo consigue perpetuar esta injusticia.

Grey Buttler funda en la Federación Abolicionista Internacional originalmente denominada Federación Continental para la Abolición de la Regulación de la Prostitución con delegaciones en la mayoría de las naciones europeas y en Estados Unidos. Una cantidad importante de los gobiernos en Occidente adopta la tesis abolicionista en parte por la presión internacional generada sobre el tema, siendo que las leyes prohibicionistas que sobrevivieron a la segunda mitad del siglo xx se enmarcan en una tendencia de moralización de la post-guerra.

En teoría , al ser considerada como víctima, la prostituta no es detenida, sino sujeta a programas de tratamiento y reeducación.

Por costumbre, los clientes van a sabiendas de la alta concentración de prostitutas, y viceversa. En otros casos, el local y la prostituta tienen una relación establecida entre ambos, a cambio de un salario mínimo o de una comisión en las bebidas que le invitan. Ella debe cumplir con un mínimo de normas de la casa, como por ejemplo ir a "trabajar" un mínimo de días a la semana y cumplir con un horario mínimo.

En ambos casos la prostituta termina su jornada en cuanto consigue un cliente dispuesto a contratar sus servicios. Las relaciones sexuales generalmente se realizan en los mismos apartados en los que se practican los masajes, aunque es posible efectuar tratos para llevar el servicio fuera del local. En estos casos, al igual que en los bares, el local recibe una compensación para que el masajista pueda retirarse o se considera como " comisión de servicio ", por los que el local establece una tarifa mayor.

En algunas grandes ciudades los burdeles se concentran en los llamados barrios rojos. Zonas establecidas donde se tolera la prostitución. En este caso, los servicios sexuales pueden darse en el domicilio del cliente o una habitación de hotel, o bien en el domicilio de la escort.

Las escort pueden ser independientes o trabajar para una agencia. Los servicios se suelen publicitar en Internet, en publicaciones regionales o guías telefónicas. El turismo sexual consiste en viajar con el fin de tener relaciones sexuales con prostitutas o participar en otras actividades sexuales. Entre las razones por las que se recurre al turismo sexual se cuentan: Frecuentemente se trata de un fenómeno relacionado con la inmigración ilegal donde las mafias operan para secuestrar y vender a estas personas a otros países para prostituirse.

Esta oficina define, en su generalidad, la trata de personas como la acción de captar, transportar, trasladar, acoger o recibir personas, recurriendo a la amenaza o al uso de la fuerza u otras formas de coacción , al rapto, al fraude, al engaño, al abuso de poder o de una situación de vulnerabilidad o a la concesión o recepción de pagos o beneficios para obtener el consentimiento de una persona que tenga autoridad sobre otra con fines de explotación.

La llamada prostitución infantil consiste en la utilización de menores de edad con fines de prostitución. La mayoría de las prostitutas son víctimas de agresiones físicas o violaciones. Las diversas posiciones se agrupan en torno a tres grupos pincipales: El prohibicionismo consiste en perseguir la prostitución en todos sus aspectos. Considera la prostitución como una actividad inmoral y tanto las prostitutas como los clientes son considerados como criminales.

Las posiciones regulacionistas buscan regular la prostitución como una profesión legítima. La defensa del regulacionismo se da desde distintas corrientes de pensamiento liberales , progresistas y feministas. Desde un punto de vista liberal se puede considerar que prohibir la prostitución supone limitar la libertad individual de prostitutas, proxenetas y clientes.

Desde un punto de vista progresista se argumenta que, aunque la prostitución pueda no ser deseable, la prohibición no consigue que la prostitución desaparezca, sino que empuja a las prostitutas a una clandestinidad en la que sus condiciones de vida empeoran.

El abolicionismo considera la prostitución como una forma de violencia contra la mujer que debe ser abolida por completo.

Por lo tanto, la prostituta no es vista como una criminal, sino como una víctima de explotación; mientras que los clientes y proxenetas son vistos como explotadores. El modelo nórdico, vigente en Suecia , Noruega e Islandia , es el reference legal actual de esta posición, ya que ilegaliza comprar sexo, pero no venderlo. De forma que se persigue a los clientes para reducir la demanda y no a las prostitutas.

Por regla general, las religiones que rechazan el sexo sin intención reproductiva condenan abiertamente la prostitución, aunque su actitud hacia las prostitutas puede estar sujeta a cambios a lo largo de la historia. La Iglesia católica , después de haber pasado por etapas de intransigencia total hacia las prostitutas, ahora incluso las considera sometidas a una forma de esclavitud de la que deben ser liberadas. El Papa, la iglesia y las señales del tiempo , el Papa Benedicto XVI admite el uso de preservativos en determinados usos como, por ejemplo, la prostitución.

Las posiciones y leyes sobre la prostitución varían ampliamente en diferentes países, reflejando distintas visiones de la victimización, explotación social , explotación laboral , desigualdad social , roles de género , igualdad de género , ética y moralidad , libertad de elección y normas sociales.

Actualmente, la prostitución es completamente ilegal en la mayoría de países. Los aspectos perseguidos y las penas varían notablemente, pudiendo ir desde la infracción administrativa con multa hasta la persecución penal con penas de prisión o incluso muerte.

En otros casos, la prostitución no es ilegal, pero sí el proxenetismo. En otros casos, la prostitución puede ser considerada una forma de explotación a abolir. Es la posición conocida como modelo nórdico , por su adopción en Suecia , Noruega e Islandia , donde es ilegal comprar servicios sexuales pero no venderlos. Es decir, el cliente comete un crimen, pero no la prostituta. Entre éstas, el sida es la que actualmente reviste un mayor riesgo. De Wikipedia, la enciclopedia libre.

Historia de la prostitución. Prostitución en la Antigua Grecia. Edad Media Delito y pecado. Consultado el 21 de mayo de La mayor parte de los encuestados acudían a burdeles. Por Miguel Ayuso Intelectuales franceses publican un manifiesto proprostitución Por Miguel Ayuso 9. Lo que piensa una prostituta de sus clientes, dicho con total sinceridad Por Héctor G.

Respondiendo al comentario 1. Recuerda las normas de la comunidad. Por Fecha Mejor Valorados. No admitimos insultos, amenazas, menosprecios ni, en general, comportamientos que tiendan a menoscabar la dignidad de las personas, ya sean otros usuarios, periodistas de los distintos medios y canales de comunicación de la entidad editora o protagonistas de los contenidos.

Tampoco permitimos publicaciones que puedan contravenir la ley o falten gravemente a la verdad probada o no judicialmente, como calumnias, o promuevan actitudes violentas, racistas o instiguen al odio contra alguna comunidad. No admitimos publicaciones reiteradas de enlaces a sitios concretos de forma interesada.

Por otra parte, vemos que el contexto general en que se desarrollan las sociedades urbanas facilita la violencia hacia la mujer que se institucionaliza en el matrimonio. Esto forma una cadena que dirige la vida de varones y mujeres, prolongando las relaciones de dominación que se puede percibir en tres dimensiones entrelazadas: Como pudo observarse en estos subtítulos, la prostitución en Bolivia, y particularmente en La Paz, se inicia con la llegada de los españoles en el territorio que hoy ocupa Bolivia.

De este modo, las costumbres entre las cuales se cuenta el TSC se mantienen inalterables. La prostitución, como actividad ligada al desarrollo de las ciudades, también se ve afectada y provoca, eventualmente, cuestionamientos que parten de la base misma de la sociedad. En el caso de la ciudad de La Paz, los cuestionamientos provienen principalmente de la capa intelectual. Dicha obra contiene el relato de la historia de Maruja, muchacha huérfana que es contratada por la dueña de un prostíbulo con engaños, para luego ser arrastrada y explotada sexualmente por ésta.

Así, con un golpe de timón espectacular para los cimientos ideológicos del MNR, Víctor Paz inaugura una etapa caracterizada por la recuperación económica del país sin tomar en cuenta el costo social. Sin embargo, es incuestionable el fracaso del modelo en su aplicación por el alto costo social que significó. La prostitución, que se alimenta principalmente de mujeres, niños, niñas y adolescentes , encuentra en este período cruento para la economía y la familia un especial caldo de cultivo.

El Diario, en un reportaje intitulado Los hombres también "venden sus cuerpos", de fecha 1 de agosto de , señala: Este reportaje toma en cuenta la prostitución masculina en la ciudad de La Paz. En el caso del T. Los gobiernos suscriben instrumentos internacionales de corte abolicionista como una medida política, por lo que en sus legislaciones penales, federales o nacionales, la prostitución no aparece tipificada como delito.

Sin embargo, en los niveles locales persiste el prohibicionismo, tanto en disposiciones municipales y en reglamentos administrativos como en las disposiciones sobre policía y buen gobierno. En lo que difieren los tres sistemas es en el tratamiento legal que otorgan a las personas involucradas. En estos sistemas todo gira alrededor de la prostituta. Para el Estado moderno, fundado en la democracia , en las libertades individuales, en los Derechos Humanos y en el respeto por la diversidad, ninguno de los tres sistemas da respuesta a los reclamos por lograr que los derechos de los as trabajadores as sexuales sean respetados.

Por su parte, el Dr. Bajo el sistema reglamentarista, el Estado asume el control de la actividad. Identifica y registra la oferta , a través de licencias o de credenciales, y a partir del reconocimiento del riesgo de contagio de infecciones de transmisión sexual ITS.

La prostitución, bajo esta postura, es un mal necesario que se debe controlar cuidando la higiene de la población. Con esta visión se llega a equiparar a los TSC como transmisores de enfermedades.

En la actualidad, producto de la ausencia de un Reglamento que norme esta actividad, permitiendo identificar derechos y obligaciones de las y los TSC, como también de los dueños de locales, clientes y autoridades civiles y policiales en relación a esta actividad, se sucede una serie de violaciones a los derechos fundamentales de las personas, lo cual promueve una espiral de violencia que muchas veces es ocultada, favoreciendo así la continuidad de una situación intolerable en un Estado de Derecho.

La represión penal es la característica principal que define a este sistema. Se pretende eliminar tanto la reglamentación como el ejercicio de la prostitución. En un amplio sector de la doctrina jurídica prevaleció esta corriente que, siguiendo a César Lombroso, establece una equivalencia entre TSC y delincuente: Implica la creencia de que el instinto puede y debe satisfacerse sólo en las salidas reconocidas por la moral y por la ley, o sea, dentro del matrimonio.

Actualmente, el sistema abolicionista predomina en el escenario internacional. Se fundamenta en la consideración de que toda prostitución es una explotación del cuerpo del ser humano, y que la reglamentación de la actividad sólo consigue perpetuar esta injusticia.

Grey Buttler funda en la Federación Abolicionista Internacional originalmente denominada Federación Continental para la Abolición de la Regulación de la Prostitución con delegaciones en la mayoría de las naciones europeas y en Estados Unidos.

Una cantidad importante de los gobiernos en Occidente adopta la tesis abolicionista en parte por la presión internacional generada sobre el tema, siendo que las leyes prohibicionistas que sobrevivieron a la segunda mitad del siglo xx se enmarcan en una tendencia de moralización de la post-guerra.

En teoría , al ser considerada como víctima, la prostituta no es detenida, sino sujeta a programas de tratamiento y reeducación. El sistema abolicionista persigue a aquellos agentes que inducen, mantienen, permiten y se benefician de la prostitución ajena. En cambio, adecuaron los reglamentos y disposiciones de procedimientos administrativos para aplicarlas a los TSC.

La definición de prostitución o Trabajo Sexual Comercial TSC implica la revisión de términos incompletos e incluso contradictorios entre sí. Las personas que ejercen el TSC son en su mayoría mujeres, aunque a veces la practican los varones generalmente individuos que prestan servicios sexuales a homosexuales y en algunas ocasiones a mujeres de edad y adineradas.

Sobre todo en los países industrializados el TSC perdió el interés que tuvo hasta hace unos lustros a causa de la liberalización de la mujer. Son las relaciones sexuales que mantiene una persona a cambio de dinero.

El término Prostitución o Trabajo Sexual Comercial TSC es el que engloba a las diferentes categorías de trabajadores sexuales comerciales. Pollitz considera que sólo puede hablarse de prostitución cuando una mujer ejerce su comercio con varones.

Esta definición sintetiza los puntos de vista de Cajías, sin contraponerse a ellos. Dentro del campo de la prostitución, puede evidenciarse la existencia de una serie de personas y términos involucrados. Entonces, una definición de copetinera consistiría en identificar a la mujer que realiza la actividad de acompañante placentera de uno o varios clientes, obteniendo remuneración monetaria, regalos y otros tipos de favores de dos fuentes: Por la naturaleza del baile, estas mujeres busc an excitar sexualmente a los potenciales clientes, con los que luego mantienen relaciones sexuales a cambio de dinero.

En nuestro medio se las puede encontrar tanto en clubes nocturnos como en whiskerías y discotecas. En la actividad del TSC, uno de los actores que ha contribuido a su desarrollo es el proxeneta, quien se constituye en la persona que fomenta la actividad del TSC. La actividad del proxenetismo, al igual que la prostitución en sí, puede ser ejercida por un varón o una mujer que tenga los contactos suficientes o el ambiente necesario para promover, facilitar o contribuir a la prostitución de personas de cualquier sexo.

La meretriz trabajaba en forma clandestina, a diferencia de la mujer del prostibulum, quien lo hacía declaradamente. En la actualidad y en nuestro medio, las TSC que trabajan en lenocinios generalmente no son muy jóvenes. Sin embargo, también se encuentran chicas de corta edad, quienes viven en el local, pero son un grupo muy reducido. Cuando tienen hijos, éstos son dejados al cuidado de una empleada o pariente. Como en este tipo de locales ya no se venden ilusiones, las TSC denominadas meretrices se visten de forma menos llamat iva y no se maquillan mucho.

El pago que perciben por sus servicios es inferior al de las copetineras de los night club, sino simplemente por las piezas o relaciones sexuales que mantiene cada una. Las patinadoras no tienen un local donde desarrollar sus actividades. Estas personas buscan a sus clientes en la calle, y los llevan a un alojamiento que conocen ellas por los alrededores para prestar sus servicios sexuales.

Este grupo de TSC poseen matrícula y se someten al control sanitario respectivo. El aspecto de estas TSC muchas veces no se distingue de otras mujeres que transitan por el lugar. La remuneración que obtienen por vender sus servicios es comparable o a veces inferior al que perciben las meretrices, y no ofrecen un trato afectivo disimulado hacia sus clientes como éstas. Este grupo de TSC es bastante estable, se conocen unas a otras y se apoyan mutuamente. Es la TSC que brinda sus servicios sexuales en los deno minados salon es de masajes.

Cecilia Rea Céspedes Sin embargo, puede observarse que prostituto es todo varón que vende sus servicios sexuales a un grupo mayoritariamente conformado por varones maduros homosexuales. El prostituto recibe diferentes denominativos, como ser gigoló, por el cual lo identifican sus clientes y se identifican ellos mismos. Ofrecen sus servicios en la plaza Isabel la Católica, la plaza del Estudiante, y locales tales como "La chicharra", "Rancho Seco", el Café Ciudad, entre otros.

El Diario, en fecha 1 de agosto de , presenta un reportaje sobre el TSC masculino, en el cu al incluye una descripción de esta actividad reservada a jóvenes varones que ofertan sus servicios sexuales a clientes homosexuales y señoras de edad madura de elevada posición social. En el primer caso, es el varón travesti que se prostituye ofreciendo sus servicios sexuales exclusivamente a hombres. Prostitutos de este tipo pueden ser encontrados en la Av.

Estos asumen ambos roles: Los segund os son aquellos varones que ofrecen sus servicios sexuales tanto a varones como a mujeres, y en el primer caso ejecutan el servicio como sujeto activo tanto como pasivo. El cliente es una categoría de sumo interés para el presente estudio, tomando en cuenta que éste es el alma y la razón de la existencia del TSC. En su generalidad, el cliente es anónimo.

Uno puede interrogarse sobre las motivaciones de los clientes, quienes acceden a este tipo de servicios. Pero las respuestas son pocas, ya que los mudos de la historia son los clientes. Sin embargo, se puede afirmar que en líneas generales los clientes al recurrir al TSC femenino buscan remedio a dos clases de trastornos: En lo referente al TSC masculino, se puede advertir que los clientes varones desean satisfacer sus impulsos homosexuales con estos ser vidores sexuales, en tan to que se puede presumir que las clientes mujeres manifiestan una insatisfacción sexual con su pareja formal, o bien por que buscan una aventura informal sin complicaciones de otro tipo.

La prostitución infantil y juvenil es otro gran problema, ya que atenta contra un grupo altamente vulnerable y desprotegido. Ésta generalmente se debe a problemas de pobreza , la cual se ve agudizada debido al régimen económico en actual vigencia. La deuda externa , que tiene como efecto íntimamente relacionado la agudización de los países pobres y la profundización de la dependencia de éstos hacia los países desarrollados.

A los determinantes económicos se suman factores culturales que reproducen y mantienen la situación de opresión de la mujer. La prostitución es una expresión de esta opresión, pero también, de la opresión a otros grupos vulnerables como niños, niñas y adolescente.

Si bien se reconoce que también existe prostitución de varones, se entiende que la mayoría son niñas y jóvenes de sexo femenino. Los Medios de Comunicación Social entregan contenidos y mensajes que contribuyen al desarrollo de una sexualidad malsana que utiliza a la mujer y los niños como objetos publicitarios.

Y no puede ser objeto de contrato porque no somos una cosa, porque el cuerpo no es algo distinto de la persona. Consultado el 10 de octubre de Con el auge de Internetsurgieron sitios web que establecen el contacto directo entre la prostituta y el cliente, eliminando la necesidad de espera en un espacio físico. Esta definición sintetiza los puntos de vista de Cajías, sin contraponerse a ellos. Las pórnai eran, normalmente, esclavas propiedad de un proxeneta. Ésta generalmente se debe a problemas de pobrezala cual se ve agudizada debido al régimen económico en actual vigencia.